CONSEJOS ÚTILES

Cinco pasos básicos de la preparación adecuada de la junta y aplicación

Siga los pasos y asegúrese un mayor rendimiento de todos nuestros productos.

DESCARGAR ARCHIVO

1. Limpieza

Las superficies de la junta tienen que estar limpias, secas, libres de polvo, escarcha, aceite, grasa o cualquier otro elemento que impida la adherencia.

Efectuar una limpieza abrasiva con un cepillo de alambre, esmerilado, aserrado o con solvente. Se debe eliminar el polvo y otros residuos con ayuda de aire comprimido libre de aceite (se recomienda una presión de 90 psi y aire exento de aceite o humedad). 

Para superficies no porosas: Use un paño con un solvente adecuado como el isopropanol (IPA) para limpiar (Nota: No utilice productos de limpieza de tipo alcohol, con Dow Corning 790 o Dow Corning CCS). Frotar con un segundo paño seco.

En aplicaciones de reparacion de sellados, elimine el sello viejo tan cerca de los bordes de la junta como sea posible.

 

2. Preparación de la junta

Aplique cinta de enmascarar a los laterales de la junta.

Insertar el cordón de respaldo o cinta antiadherente según se requiera. Evitar la perforación de las celdas en los cilindros de celda cerrada usando un rodillo u otra herramienta para colocarlo a una profunidad uniforme.

3. Preparacion del sellador

Cortar el pico de aplicación al tamaño de la junta, en un ángulo de 45º con un elemento filoso.

Colocar el cartucho en la pistola.

 

4. Rellenar

 

Aplicar la silicona en un ángulo de 45º, empujando el sellador hacia el interior de la junta para maximizar el contacto con los laterales de la misma.

Se recomienda comenzar en el fondo de la junta y continuar hacia arriba. 

 

5. Acabado

Realizar el acabado de la aplicación con espátula en seco. No utilizar soluciones jabonosas ni cualquier otro elemento húmedo. Retirar la “cinta de enmascarar” inmediatamente después de pasar la espátula.

CONSEJOS ÚTILES

Cinco pasos básicos de la preparación adecuada de la junta y aplicación

Por qué elegir selladores de silicona